Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor raza de gatos para adoptar?

Cuál es la mejor raza de gatos para adoptar
¡Vóta!

Existe una amplia variedad de razas de gatos, y aunque la gran mayoría puede domesticarse, el nivel de facilidad o complicación del proceso puede depender en gran medida de las propias características de la especie haciendo conveniente conocerlas antes de adoptar una mascota.

Que sea activo y obediente, son algunas de las premisas que se valoran al momento de convertir un gato en mascota, otros apuestan por los que a su juicio, son los más bonitos, dejándole a unos pocos, la tendencia a elegir las razas más inteligentes. ¿Cuál es el aspecto que merece mayor cuidado? ahora la respuesta.

¿Qué raza de gato conviene convertir en mascota?

Aunque comparten la inteligencia, cada raza de gato presenta sus propias características más allá de las que puedan saltar a simple vista. El color o largo del pelaje, el tamaño, complexión, la facilidad con la que se adecúan al contacto humano, estos son algunos de los aspectos que deben influir en la decisión.

Gatos que se destacan por su belleza

Los felinos, son por excelencia animales hermosos, pero si de belleza se trata, no hay quien dude que el gato Birmano figure entre los más imponentes. Su singular pelaje e intensos ojos azules imposibilitan el poder dejar de mirarle.

En cuanto a personalidad, son dóciles y curiosos, ajustándose rápidamente al contacto humano y facilitando no solo que encaje en la familia, sino aprender algunos trucos y ofrecer entretenidos momentos a sus amos.

Gato Siamés

Algo similar es lo que propone el gato siamés, raza que se distingue por ser muy activa y ágil debido a su esbelto cuerpo. Su mirada causa impacto, mientras que lo cariñoso de su carácter y particular inteligencia, le permiten crear fuertes vínculos con sus dueños, entendiéndoles con suma facilidad.

Gatos familiares

Pese a que la mayor parte de los gatos pueden ser domesticados, existen razas que facilitan el proceso; tal es el caso de gato exótico, especie que se gana la distinción de la raza más cariñosa debido a su carácter, convirtiéndose en la mascota ideal para familias numerosas pues disfrutan de la compañía.

Gato Ruso

La personalidad e inteligencia del gato exótico facilita su educación, ya que aprenden con mucha facilidad y son animales fieles. Otro tipo de gato idóneo para hogares familiares es el azul ruso, especie que sobresale por la belleza de su gris pelaje e impactantes ojos verde esmeralda.

El gato azul ruso es activo y muy listo, de ahí que no tardará demasiado en aprender su propio nombre y la forma de comportarse dentro de la casa. A su capacidad de aprendizaje se le suma una personalidad tranquila que disfruta jugar con sus amos.

Gatos fuertes

Si se trata de mininos robustos, el gato de bengala se caracteriza por su gran tamaño y complexión fuerte, lo que sumado al aspecto de su cabeza, da como resultado una estructura con cierto aire de ferocidad.

Respecto a su comportamiento, es la raza perfecta de quienes buscan un gato incansable, su personalidad curiosa e hiperactiva, dificulta que se canse por lo que disfrutará de largas sesiones de juegos, actividades e incluso, expediciones husmeando los rincones de la casa.

Gato Montés

Evocando al lince ibérico, el gato montés es una raza felina de gran tamaño y hábitos nocturnos, lo que favorece su proceso se adaptación a diferentes medios, aprovechando dicha agilidad para caza y explorar su lado agresivo.

Gatos mimados

Todo animal requiere de sus amos buenas dosis de mimos, pero algunos los disfrutan más que otros; este es el caso del gato abisinio especie especialmente sensible y juguetona que demanda contacto constante con sus amos.

Su alegre personalidad, se combina a la curiosidad y necesidad de cariño, recomendándose para personas con libertad de tiempo para jugar y hacerle compañía, ya que pueden llegar a enfermarse si se les deja frecuentemente solos.

Gato Oriental o Javanés

Otra raza que demanda tiempo de calidad es el gato oriental o javanés, aunque su principal atributo recae en los rasgos que le definen, especialmente en sus peculiares orejas finas más largas de lo habitual, aunque lo largas de sus extremidades y esbelto cuerpo no se equiparan a otra especie.

La facilidad de aprendizaje se le da muy bien al gato oriental, implicando el proceso de adaptación desde el primero momento que llega a casa, y el de educación a lo largo de su desarrollo, mostrándose abierto a jugar y aprender trucos o habilidades.

¿Planeando adoptar un gato pero no se decide por cuál raza? Resuelva esta duda conociendo los atributos de algunas de las más comunes.