Skip to content
Animales David

¿Son celosos los gatos? La respuesta definitiva

Muchas personas afirman que sus gatos están celosos cuando tienen que justificar un comportamiento agresivo o posesivo hacia terceros, ya sea un felino, un perro o un ser humano. Sin embargo, ¿es cierto que los gatos están celosos o está humanizando un lado de nuestro animal?

En este artículo en Animales David, revelaremos si los gatos están celosos, cómo identificar el comportamiento celoso y qué hacer antes de que esta forma de hacerlo sea inapropiada. ¡No te lo pierdas!

Celos en gatos

Para empezar, debemos preguntarnos si es correcto decir que los gatos están celosos, porque los “celos” son una emoción, un sentimiento que hasta hace poco se atribuía únicamente a los seres humanos. Pero si profundizamos un poco más para comprender qué son realmente los celos, notaremos que es una respuesta emocional adaptativa importante en animales gregarios.

Sin embargo, incluso si el gato doméstico ( Felis silvestris catus ) es un animal solitario, la domesticación ha permitido a la especie disfrutar de beneficios significativos derivados de la participación en la dinámica social, además de los que recibe durante la fase de reproducción, como vivir con seres humanos, que proporcionan comida, refugio y cuidado. O con otros animales domésticos, que se convierten en una importante fuente de enriquecimiento.

De esta forma, el gato ve en la persona o en el otro animal una ” figura de referencia ” con la que se relaciona, socializa y realiza interacciones diarias. Técnicamente, la figura de referencia se conoce como un “socio social estimado” y, como hemos dicho, puede ser otro gato, un perro o un ser humano. En esencia, es una figura social con la que el gato se siente seguro, convirtiéndose así en la persona favorita del gato. Por el contrario, el ” rival social ” es esa figura que se interpone entre ellos y frente a la cual pueden mostrar lo que interpretamos como comportamiento celoso, es decir, rechazo y agresión.

Sin embargo, aunque es más común hablar de celos en los perros, ya que hay estudios que usan este término (aunque obviamente se discute mucho), no hay una etología clínica publicada con respecto a los gatos domésticos, y por lo tanto Nos enfrentamos a un término que aún es inexacto.

Sin embargo, hay muchos dueños que dicen que sus animales sienten celos. De hecho, un estudio que analizó el comportamiento de varios animales domésticos destacó la similitud entre ellos, y también indicó la existencia de emociones secundarias en animales que no son primates.

Los síntomas de un gato celoso

Sin estudios científicos que puedan respaldar la existencia de celos en gatos domésticos, es difícil encontrar un modelo de comportamiento que pueda alertarnos sobre la aparición de celos en nuestro felino, sin embargo, si observamos esos comportamientos que son frecuentes en perros o caballos, destacamos lo siguiente.

El gato celoso y su comportamiento:

1) El felino busca regularmente la atención de la “figura de referencia”.

2) Prestar especial atención a la socialización de la “figura de referencia” y el “rival social”.

3) Interrumpe la relación entre la “figura de referencia” y el “rival social”.

4) Enviar signos de calma negativa o agresión hacia el “rival social”.

gato celos

¿Por qué está celoso el gato?

Lo que podemos percibir como celos en los gatos en realidad puede representar varios problemas de comportamiento causados ​​por la pobre socialización del cachorro , la aparición de temores derivados de experiencias negativas o incluso problemas con la territorialidad. Sin embargo, suponiendo que los gatos estén celosos, discutiremos con más detalle las situaciones frecuentes que pueden hacer que los gatos muestren “celos” y lo que debemos hacer:

· Gato celoso de recién nacidos : el embarazo y el nacimiento de un niño provocan una pérdida significativa de atención por parte del “socio social estimado”, además, muchos padres a menudo regañan a sus gatos cuando se acercan al recién nacido con curiosidad y esto, muy a menudo , provoca una asociación negativa con el niño. Es esencial evitar castigos, discusiones o gritos en estas ocasiones.

· Gato celoso de parejas comprometidas : muchas personas sienten que el gato está celoso de su pareja, pero en este caso estamos hablando de una situación que a menudo nos hará sonreír, por lo que inconscientemente nos encontramos con un comportamiento alentador que también podría ser peligroso.

· Gato celoso de otro gato : anteriormente explicamos que los gatos son animales solitarios, pero además es útil saber que también son animales muy territoriales. Por lo tanto, la llegada de un nuevo amigo de cuatro patas a casa suele ser complicada cuando uno de los dos gatos está en la edad adulta. Podemos encontrarnos espectadores de diferentes comportamientos negativos, como la agresividad, el marcado superficial, el miedo o la depresión.

· Gato celoso de un perro : especialmente en gatos que no han socializado con perros durante su crecimiento, la adopción de un perro generalmente causa mucho estrés, porque la falta de conocimiento del lenguaje corporal de esta especie se combina con el tamaño más grande Gran parte del nuevo animal puede, nuevamente, causar miedo, depresión o agresión, junto con otros problemas de comportamiento.

Ahora sabemos cómo identificar las causas y síntomas de un “gato celoso”, sin embargo, ¿qué debemos hacer cuando ocurren? Hablaremos de eso en la siguiente sección.

¿Cómo tratar a un gato celoso?

Muchas personas no saben qué hacer con un gato celoso: ¿ni siquiera sabes cómo comportarte? Para empezar, especialmente si estamos hablando de un gato que está celoso de un niño, será esencial tomar las medidas de seguridad adecuadas para evitar que el gato lo rasque. Y, por lo tanto, evitaremos que nuestro amigo felino ingrese a la habitación del niño.

Con los gatos más suaves, por otro lado, podemos comenzar un viaje juntos, tratando de hacer que la presencia del “rival social” sea positiva, asegurando que su apariencia se traduzca en una experiencia agradable. Podemos lograr esto dando a nuestro gato sabrosos premios, caricias o palabras amables. Además, es posible aplicar feromonas calmantes para mejorar su bienestar mediante el uso de aplicadores o collares. En caso de que se altere en cualquier caso, intentaremos calmar al gato celoso dejándolo solo, dejándolo en paz y seguridad.

veterinario de gatos

Sin embargo, en los casos más graves, la intervención de un veterinario especializado en etología es indispensable , un marco social de referencia que puede diagnosticar el problema de comportamiento en el gato, mostrarnos las pautas y decidir juntos cómo manejar a nuestro amigo de cuatro patas a través de sesiones de modificación de comportamiento.