Saltar al contenido

Conoce a los degús, mascota de pocos cuidados e ideal para espacios pequeños 

Conoce a los degús, mascota de pocos cuidados e ideal para espacios pequeños

Listo, dócil, curioso, simpático y muy sociable, así se define al degú, especie de pequeño tamaño que se asemeja a los ratones. La forma en la que se adecúan al contacto humano, los convierte en mascotas ideales para quienes disfrutan de la compañía de una mascota.

Los degús, son la mascota perfecta para quienes desean una mascota cuyo cuidado no suponga de demasiados esfuerzos. Si bien son el hámster o conejillos de indias los roedores por excelencia, que cumplen la función, luego de conocer al degú probablemente se convierta en el favorito.

¿Por qué adoptar un degús como mascota?

La introducción de la especie a España obedeció a su capacidad de procesar azúcar, figurando entre los animales de laboratorios perfectos para testear diferentes pruebas en enfermedades como la diabetes y el alzhéimer.

Sin embargo, su tamaño, personalidad dócil y los pocos cuidados que demanda, le permitieron pasar poco a poco a la lista de animales domésticos, y aunque en algunas partes resulta incluso desconocido, en Alemania, Japón y Reino Unido, es una mascota común.

Hábitat

El espacio es fundamental en la construcción de un hogar para el degú, jaulas demasiado pequeñas le provocan estrés, condición que acarrea deterioro de la dentadura al morder los barrotes en su intento por salir y mantenimiento prolongado de una postura erguida que desencadena la pérdida de pelo en algunas áreas.

Además de un buen tamaño, el hogar de este pequeño amigo tendrá que incluir varios niveles y equiparse con escaleras, ramas, refugios y un área de recreo dotada de tubo y la infaltable gran rueda.

Localización de la jaula

La ubicación ideal para la jaula será una zona en la que haya luz pero no de manera directa. Por otra parte, será indispensable la instalación de un recipiente con arena, pues de la misma forma que la chichilla, el degú se asea con arena.

Alimentación

En estado salvaje, la dieta del degú se sustenta en bulbos, raíces, flores y cortezas de árboles, también acostumbran comer hierba, granos y frutos secos, alimentación que se complica en cautiverio.

Por fortuna, existe amplia variedad de piensos especiales que contienen además de muchos de los elementos antes mencionados, suplementos nutricionales que facilitan el brindarle una dieta equilibrada.

La instalación de un bebedero de plástico, será igual de indispensable que la de un comedero que permita el fácil retiro de los restos de comida, aunque no beben demasiada agua, es recomendable que tengan acceso a ella.

Comportamiento

El degú disfruta de jugar con su amo, por lo que cuando están solos, se aburren rápidamente; en este sentido, conviene proveerles de diferentes distracciones, de lo contrario terminarán estresados.

Los degúes se comunican…

Las vocalizaciones, es una de las peculiaridades que distinguen a la especie, sorprendiendo la forma tan sencilla con la que consiguen expresar sus emociones. Es así que se les escucha:

  • Cantar cuando están felices
  • Berrear si se sienten asustados
  • Gruñir en situaciones que le generen molestias
  • Emitir sonidos discontinuos cuando están en desacuerdo con algo.

Adicional a este asombroso comportamiento, los degús son animales muy listos, lo que les permite aprender trucos a la primera, aspecto que sumado a la manera en la que disfrutan pasar tiempo con sus dueños, hace que se conviertan en la mascota ideal para compartir horas de diversión.

¿Qué cuidados necesitan los degús?

Esta es la mejor parte, adicional a una dieta balanceada, una jaula adecuada y buenas dosis de cariño, el degú no exige grandes cuidados. Su conducta sociable permite que disfrute tanto estar rodeado de personas, como de convivir con otros animales como ellos.

Atendiendo a ello, tener un degú de mascota implica las siguientes responsabilidades:

  • Darle de comer y retirar los restos de alimento
  • Limpiar una vez al día la bandeja de comida
  • Asear en profundidad su jaula una vez a la semana.

Finalmente, tomar en cuenta que a estos animales disfrutan escarbar por lo que agregar serrín prensado, celulosa, paja o virutas prensadas, es una excelente idea.

Será indispensable no utilizar madera o serrín suelto, y bajo ninguna circunstancia, arena de gatos, puesto que estos elementos pueden generar severos problemas respiratorios en el animal.

¿Planeando adoptar una mascota? Sorpréndase de las ventajas que ofrece llevar a casa a un degú.