Skip to content

5 detalles a tener en cuenta antes de adoptar un gato

Adoptar un gato es un compromiso permanente. Los gatos pueden vivir hasta 20 años, deberás estar listo para proporcionarle comida, refugio y amor de por vida a tu gato. Es un animal que no toltera muy bien los grandes cambios, como los que ocurren en las tareas domésticas y las mudanzas pueden ser muy estresantes para los gatos.

Tendrá que estar preparado para los gastos financieros que se suman a la presencia de un gato en tu casa. El costo anual promedio es de 400-500 euros. Este costo incluye alimentos de calidad y básicos para ellos, ropa de cama, juguetes y facturas médicas de rutina. La atención de emergencia o la cura de una enfermedad en un veterinario puede oscilar entre 100 y 2.000 euros.

¿Que debes saber antes de adoptar un gato?

Los gatos, como todos los animales, necesitan amor y atención. Crear un vínculo humano es crucial para desarrollar una relación duradera con tu gato. La mayoría de los gatos siempre quieren estar cerca de ti cuando estás en casa, debes acariciar a tu gato cada vez que pase junto a ti o… ¡se pondrá celoso!

Cada gato es diferente de los demás y quiere diferentes niveles de atención pero seguro que con todos tendrás que pasar tiempo a diario para jugar con él y estimularlo física y mentalmente.

Cuando conozcas a tu gato, sabrás cuándo querrá tu atención y cuándo no.

5 cosas que debes saber antes de adoptar a un gato

Yo personalmente, llevo décadas conviviendo con gatos, y por ello, he redactado este artículo donde te explicaré detalles que debes de tener muy en cuenta antes de entrar en la aventura de adoptar un gato. ¡Vamos a verlos!

Los gatos no necesitan salir. 

Los gatos que viven adentro, aun así viven mucho más tiempo que los gatos que viven afuera. Los gatos que viven al aire libre tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades o ser asesinados por automóviles u otros animales.

Los gatos domésticos pueden tener una vida muy satisfactoria siempre que se les proporcione comida, agua, amor y un ambiente estimulante.

Antes de recibir a un gato en su hogar, asegúrate de tener todos los suministros básicos.

Deberás tener cuencos o tazones de acero, vidrio o cerámica, basura, juguetes, un rascador y un transportador de mascotas de alta calidad para alimentos, agua y vidrio para hacer cualquier viaje o llevarlo al veterinario).

Si tienes hijos, enséñeles cómo sostener y acariciar adecuadamente al gato. A los niños se les debe enseñar signos básicos del lenguaje corporal del gato para que puedan dejarlo en paz cuando sus orejas estén hacia atrás, la cola se mueva nerviosamente o maulle intensamente.

Enseña a tu gato su caja de arena.

Tu gato debe poder acceder cómodamente a la caja de arena, y debe tener suficiente espacio para realizar su ritual de obra diaria, cavar, agacharse, darse la vuelta y luego cubrir las heces.

La caja debe colocarse en un lugar tranquilo y de fácil acceso. Limpie la caja de arena al menos una vez al día.

Rascarse es un comportamiento innato y debe abordarse proporcionando a su gato el equipo y el rasguño adecuados

Un poste rascador debe tener al menos 30 centímetros de alto para que el gato pueda estirar completamente sus patas delanteras. Debe estar hecho de madera blanda o envuelto con cordón de sisal (no alfombra), y montado sobre una base estable que no se vuelque.

El aseo es una actividad que cubre una gran parte de la vida de un gato

Pero aún deberás cepillar al gato al menos una vez a la semana con un cepillo de cuerdas suaves para mantener un pelaje suave, brillante y saludable y así, reducir la posibilidad de bolas de pelo.